¡Cuántas personas son como los perros, que van en busca de un amo! - Madame de Swetchine