Cada uno de nosotros tiene a todos como mortales menos a sí mismo. - Sigmund Freud