El hombre es verdaderamente libre cuando no teme y no desea nada - Auguste Petiet