En Hollywood te pagan mil dólares por un beso y cincuenta centavos por tu alma - Marilyn Monroe