Quien no es capaz de desprenderse de un tesoro en un momento de necesidad es como un esclavo encadenado. - J. R. R. Tolkien