No tengo por qué recordarte que la expresión es en sí misma el supremo y único modo de vida para un artista. - Oscar Wilde