Las personas reales están repletas de seres imaginarios. - Graham Greene