Sólo el que sabe es libre y más libre el que más sabe. No proclaméis la libertad de volar, sino dad alas. - Miguel de Unamuno