Muchas veces ayudó una broma donde la seriedad solía oponer resistencia - Platón