Nuestra única defensa contra la muerte es el amor. - José Saramago