Debemos buscar para nuestros males otra causa que no sea Dios. - Platón