Si mirásemos siempre al cielo, acabaríamos por tener alas. - Flaubert