El amor es como el fuego, si no es alimentado, se apaga. - Mijail Yurevich Lermontov