La verdad reside en el interior. - San Agustín