Un rey no debe caer nunca de su trono, excepto cuando el mismo trono cae - Vittorio Alfieri