Es un dichoso infortunio el no tener hijos - Eurípides