Las despedidas siempre duelen, aún cuando haga tiempo que se ansíen - Arthur Schnitzler