La política es una guerra sin efusión de sangre, y la guerra, una política con efusión de sangre - Mao Zedong