Quien a Dios tiene, nada le falta. Sólo Dios basta. - Santa Teresa De Jesús