La vida más dulce es la de no pensar en nada - Sófocles