Ve a un rincón hasta que dejes de pensar en osos blancos - León Tolstoi