Cuando no hay humildad, las personas se degradan - Agatha Christie