El corazón alegre hace tanto bien como el mejor medicamento. - Salomón