Se debería estar siempre enamorado. Por esta razón uno no deberá casarse nunca - Oscar Wilde