Dios no necesita recibir, pero los humanos necesitan dar - Robert Kiyosaki