Nunca discutas con un superior. Corres el riesgo de tener razón - Marco Aurelio