donde termina el amor empieza el disgusto - León Tolstoi