Mi viejo corazón es un Rey sin razón - Marguerite Yourcenar