La crueldad misma está motivada por algo más profundo: el deseo de conocer el secreto de las cosas y de la vida - Erich Fromm