Nadie puede ser perfectamente libre hasta que todos lo sean - Herbert Spencer