Las mujeres no miden jamás los sacrificios; ni los suyos, ni los de los demás. - Germaine de Staël