Cuando la voz de un enemigo acusa, el silencio de un amigo condena. - Ana de Austria