Ningún vanidoso siente celos. - Jacinto Benavente