El sábado y el domingo sintió la dulce levedad del ser, que se acercaba a él desde las profundidades del futuro. - Milan Kundera