En circunstancias especiales, el hecho debe ser más rápido que el pensamiento - Hernán Cortés