Ser adulto significa olvidar lo desconsolados que nos hemos sentido con frecuencia de niños. - Heinrich Böll