No hay valor sino en la inocencia, ni constancia sino en una buena causa - Thomas Southerne