La guerra es sin duda, después del claustro, la mayor escuela de humildad - Pierre Benoit