Más vale ceder el paso a un perro que dejarse morder por él - Abraham Lincoln