Se le hace patente que sólo hay dos clases de cobardes: los que huyen para atrás y los que huyen para adelante. - Ernesto Mallo