El éxito justifica la acción - Ovidio