La felicidad es el final perfecto y fruto de la obediencia a las leyes de la vida - Hellen Keller