Las leyes se hicieron para los hombres y no los hombres para las leyes. - John Locke