El amor incondicional corresponde a uno de los anhelos más profundos, no sólo del niño, sino de todo ser humano - Erich Fromm