Me he arrepentido muchas veces de haber hablado; jamás de haber callado - Xenócrates