Dios se vale muchas veces de los débiles para abatir a los poderosos. - Juan Donoso Cortés