Presta solamente aquello cuya pérdida puedas soportar. - George Herbert