Si quieres hacer la paz, no hables con tus amigos; habla a tus enemigos. - Barón de Montesquieu