El supremo arte de la guerra es doblegar al enemigo sin luchar. - Sun Tzu