El olvido es el fuego que devasta la superficie de mi memoria. - Pavel oyarzún